Infraestructura de comunicaciones

Facilitando la conectividad

A medida que nuestro uso de los datos sigue creciendo exponencialmente, también lo hace la necesidad de invertir en la infraestructura que lo soporte.

 
 
 
     
 

Facilitando la conectividad

En 2020, cuando la pandemia de Covid-19 cambió fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos comunicamos, nuestra dependencia de los datos se aceleró. La pandemia condensó años de cambio en unos pocos meses. Y gran parte de ese cambio ha llegado para quedarse.

En Primevest Capital Partners identificamos la necesidad de invertir en esta vital infraestructura y lanzamos nuestro primer fondo en 2017.  La ventaja de ser los primeros nos permitió crear un equipo interno de expertos del sector y convertirnos en una interfaz esencial entre los inversores, por un lado, y los municipios y operadores, por otro. Ayudamos a ambas partes a entenderse. Nuestro conocimiento de estos activos nos permite optimizar el rendimiento para nuestros inversores. Es un lugar apasionante en el que hay que liberar el potencial que ofrecen estos activos al tiempo que permiten la conectividad y el avance de las ciudades.

Nuestro enfoque permite a los inversores acceder a una cartera de activos estable con un perfil de bajo riesgo/rendimiento. Los atractivos rendimientos se generan de tres maneras: en primer lugar, los rendimientos directos de los pagos regulares de los alquileres; en segundo lugar, los arrendamientos incluyen ajustes automáticos de la inflación interanual (IPC); en tercer lugar, se crean plusvalías a partir de las mejoras que realizamos en los activos o del aumento de la tasa de utilización de la red.

Nuestra propiedad abre estos activos a múltiples operadores, lo que permite una mayor elección del consumidor, un mejor uso y mayores niveles de alquiler. Para reducir el riesgo, limitamos la exposición de los inversores a la tecnología al no invertir en los operadores subyacentes, aunque hemos desarrollado sólidas relaciones con muchos, como T-Mobile, Vodafone y otros operadores de telecomunicaciones regionales. Estas asociaciones nos permiten presentar soluciones listas para los municipios que buscan mejorar su conectividad.

Criterios de inversión

Somos selectivos en cuanto a los activos en los que invertimos. Todos ellos se centran en mejorar el acceso de los consumidores y las empresas a la banda ancha fija y móvil, e incluyen:

  • Infraestructura de fibra para líneas fijas: Nuestras inversiones permiten ampliar la capacidad mediante la instalación de cableado de fibra óptica de alta velocidad, que alquilamos a múltiples operadores.
  • Torres de comunicaciones móviles y de radiodifusión: Puede ser compartido por los operadores, lo que aumenta el uso a través del agrupamiento.
  • Nodos de comunicación (centros de datos): donde invertimos principalmente en la infraestructura compartida necesaria para mantenerlas operando.

Desde el punto de vista geográfico, nos centramos en las zonas urbanas con suficiente densidad de población y con sólidas ubicaciones comerciales que están desatendidas por la infraestructura de telecomunicaciones en Alemania, Austria, los Países Bajos y Bélgica. Por ejemplo, Alemania, la mayor economía europea, va a la zaga de muchos otros países en lo que se refiere a la provisión de Internet de alta velocidad de quinta generación y se calcula que se necesitan unos 80.000 millones de euros para modernizar su cableado de fibra fija.

Lee masLeer menos
 
 
 
 

‘Durante décadas hemos invertido en la construcción de carreteras, ferrocarriles y puentes, la infraestructura esencial que conecta a las personas físicamente. Ahora tenemos la posibilidad de invertir en la infraestructura de telecomunicaciones para conectar a la gente virtualmente".’

Bas van Dongen, Partner

Communication Infrastructure
 

Nuestra experiencia

No cabe duda de que la tecnología desempeña un papel fundamental en el desarrollo de las ciudades del futuro. Nuestro objetivo es permitir la conectividad mediante la inversión en infraestructura de comunicaciones, como cables, antenas, "postes de luz inteligentes" y centros de datos.

 
 

El futuro

La inversión en infraestructuras de telecomunicaciones está aún en sus inicios. Pero, como han demostrado los últimos acontecimientos, ahora todos dependemos en gran medida de estos activos para gestionar nuestra vida cotidiana.

 
 

Esta infraestructura constituye la autopista digital por la que se transmiten los datos y, a medida que el consumo aumenta, la inversión debe crecer a la par. En toda Europa se calcula que se necesitan unos 30.000 millones de euros de financiación en infraestructuras de comunicación para modernizar las redes y facilitar una mejor conectividad para todos.

La sostenibilidad se entrelaza en este panorama mediante el uso de los modernos cables de fibra óptica, que son la columna vertebral de las comunicaciones de nuestras ciudades. Gracias a que tienen la capacidad de transportan una mayor cantidad de datos y a su vez son más energéticamente eficientes que los cables tradicionales de cobre. En el nuevo paisaje urbano emergente, la tecnología más antigua de la calle se convierte en el poste de luz inteligente utilizado para cargar los coches eléctricos, o como postes de transmisión de datos que facilitan el control y la reducción del consumo de energía.

 
 

De cara al futuro de las ciudades, la banda ancha de quinta generación y las torres de telefonía móvil serán esenciales si queremos tener capacidad suficiente para distribuir y gestionar grandes volúmenes de datos. Los consumidores ya utilizan aplicaciones en sus teléfonos para regular la iluminación y la calefacción de sus hogares. La mayoría de nosotros transmitimos nuestro entretenimiento directamente a nuestros teléfonos, ordenadores y televisores. La adopción del comercio electrónico se ha acelerado. Trabajar de forma virtual se ha convertido, y seguirá siendo, algo habitual. Debido a que el atractivo de trabajar desde casa se ha visto potenciado por la pandemia, y los empresarios ven que los niveles de productividad no cambian y que, para muchos, la calidad de vida ha mejorado gracias a la reducción de los desplazamientos. La gente volverá a sus oficinas, pero quizás no a diario. Esto tendrá un efecto beneficioso al reducir la congestión en nuestras ciudades y en nuestras carreteras y ferrocarriles. A medida que compramos, vivimos, nos relajamos y aprendemos a distancia, la demanda de datos sigue aumentando inexorablemente y la infraestructura necesaria para gestionar estos flujos crecerá a la par, ofreciendo también oportunidades de ganancias sostenibles.

El cableado de fibra óptica es más eficiente desde el punto de vista energético que el antiguo cableado de cobre, y las farolas inteligentes en las que podemos cargar nuestros coches, transmitir datos o vigilar el ámbito urbano, nos ayudarán a reducir nuestro impacto en el medio ambiente y a ofrecer una mayor seguridad.

Los teléfonos inteligentes, las viviendas y las ciudades inteligentes necesitan acceso a los datos, suministrados a través de la infraestructura de comunicación fija. En Primevest Capital Partners, nuestra inversión en esa infraestructura permite la conectividad.

 
Read moreRead less
 
 

Proyectos

 
 
 

Implantación de fibra óptica en Hannover

Primevest ha firmado el acuerdo con “FNOH y MCH” en nombre del Primevest Communication Infrastructure Fund (PCIF).
 

Despliegue de fibra de vidrio en Eindhoven

Eindhoven se convierte en la primera gran ciudad de los Países Bajos…
 

‘"La innovación es clave en nuestra filosofía de inversión, desde los aparcamientos hasta los inmuebles residenciales, siempre nos hemos adelantado a los acontecimientos. Ahora vemos que la infraestructura de comunicaciones, la cual ofrece rendimientos similares a largo plazo de bajo riesgo y estables, surgen como una oportunidad de inversión alternativa impulsada por el crecimiento exponencial de la tecnología inteligente y la necesidad de big data de los consumidores".’

Bas van Dongen, Partner

Noticias

Otras pericias